Beneficios económicos


Aún antes del Decreto del Área el 12 de mayo de 2010, se inició a beneficiar a los habitantes con el PRODES (Programa de Desarrollo Sustentable) en el año 2008. Actualmente se manejan dos programas PROCODES (Programa de Conservación para el Desarrollo Sostenible) y PET (Programa  de Empleo Temporal), que han fungido como un medio para realizar proyectos de conservación, restauración por parte de las comunidades que habitan en el área, teniendo una inversión aproximada de 1.5 millones al año.